Si eres director de una clínica dental y estás cansado de reuniones sin sentido en tu clínica dental, sigue leyendo.

En este artículo, exploraremos cómo deben de ser las reuniones de personal en tu clínica dental y cómo una agenda bien diseñada puede marcar la diferencia.

Por qué son importantes las reuniones de personal en una clínica dental

Las reuniones de personal en una clínica dental ofrecen una oportunidad invaluable para coordinar tareas e identificar y abordar los problemas que surgen en la clínica, como problemas de programación, quejas de pacientes o mejoras en los procedimientos. De hecho, son el punto de encuentro para discutir y planificar cómo mejorar la calidad de los servicios dentales y la satisfacción del paciente.

Sirven para coordinaros y para confirmar que todo el equipo está en sintonía, además de para dar conocer información importante cuando toque. No obstante, para que estas reuniones sean efectivas, es importante tener una agenda bien definida y seguir unas pautas. Sin una agenda, lo más probable es que surjan otras cuestiones y estas reuniones se conviertan en “el café de la mañana”.

De nada sirve llegar a la reunión sin haber preparado nada. Además, cuando no hay una agenda, las charlas tienden a alargarse porque no hay un plan que nos diga por dónde ir.

Cómo deben de ser las reuniones de personal en tu clínica dental

Las reuniones de personal bien planificadas y estructuradas marcan la diferencia en la eficiencia y el rendimiento de tu clínica dental.

A continuación, te presentamos algunos consejos sobre cómo llevar a cabo reuniones de personal efectivas:

Planificación anticipada

Como siempre, la clave está en la planificación.

Es de suma importancia crear una agenda antes de cada reunión.

Es sencillo: enumera los temas que tenéis que abordar para ese día y asigna un tiempo específico (así no os iréis por las ramas). Esto os ayudará a mantener la reunión enfocada y eficiente.

En cuanto a la frecuencia de las reuniones de personal puede variar, pero es importante tener un calendario predefinido. Las reuniones semanales o mensuales suelen ser efectivas. Contémplalo en la planificación según los temas que tengáis y la complejidad de los mismos.

MUY IMPORTANTE: Cumple con los horarios. Las reuniones deben comenzar y finalizar puntualmente.  

Agenda clara

La agenda debe incluir temas como actualizaciones de protocolos y sistemas, estadísticas clave (como pacientes nuevos, aceptación de tratamientos, etc. ), discusión de problemas y oportunidades de mejora. Depende de la frecuencia de tus reuniones y los objetivos de la práctica. Aquí tienes algunos elementos que puedes discutir:

– Objetivos de la reunión
– Actualización de progreso
– Planes futuros
– Cambios en la política
– Números de producción
– Realización de entrenamiento en grupo
– Compartir éxitos
– Compartir miembros destacados del personal
– Finalizar con preguntas o comentarios

Comparte la agenda con anticipación para asegurarte de que tengan la oportunidad de añadir temas y pensar en ellos.

Por cierto, los temas no propuestos quedan para otra reunión.

Documentación

Lleva un registro de las discusiones y decisiones tomadas en cada reunión. Esto facilitará el seguimiento y garantizará que las tareas se completen.

Establece roles y fomenta la participación activa

Si quieres que mantener a tu personal involucrado tanto como sea posible en tus reuniones. De hecho, 9 de cada 10 participantes no prestan atención en las reuniones o están trabajando en algo más. Cuando realices tus reuniones, te recomendamos alternar los roles y las responsabilidades cada semana. Esto mantiene a cada miembro del personal comprometido en un momento u otro.

Ligado al punto anterior, asegúrate de que alguien lleve un registro de los objetivos medibles específicos, las acciones, la persona responsable y las fechas de vencimiento. También debe asegurarse de que se aborden todos los temas. De hecho, puedes asignar roles específicos, como un moderador o tomador de notas, para involucrar a todos.

Por otra parte, es importante que fomentes un ambiente abierto y positivo donde los miembros del equipo se sientan cómodos compartiendo ideas y preocupaciones.

Anima a todos los miembros del equipo a participar activamente.

MUY IMPORTANTE: El tiempo y las aportaciones de todos los miembros de la reunión vale lo mismo. 

Soluciones y feedbadk

No basta con identificar problemas; debes trabajar juntos para encontrar soluciones. Asigna responsabilidades y plazos para el seguimiento.

Si sigues estas pautas, podrás aprovechar al máximo estas reuniones para mejorar la comunicación, resolver problemas y brindar un mejor servicio a tus pacientes.

¡Únete a nuestra newsletter y recibe los últimos adelantos del sector dental!

You have Successfully Subscribed!

You have Successfully Subscribed!